Continúa el éxito en la recuperación del lince ibérico
El Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico ha superado las previsiones iniciales para esta campaña y cuenta con 26 nuevos cachorros nacidos durante la temporada de cría 2011: catorce han nacido en El Acebuche (en el Espacio Natural Doñana), once en La Olivilla (en Jaén) y uno en el centro ubicado en Silves (Portugal).

Estos datos confirman el éxito de la iniciativa de conservación puesta en marcha por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que ha superado las previsiones. En especial, ha sido toda una sorpresa la cantidad de hembras que han copulado: a comienzos de la temporada de cría se contaban 29 hembras con posibilidades de emparejarse, de las que finalmente lo han hecho 26, es decir, un 92,8%. Esto supone un incremento respecto a los años anteriores, pues entre 2005 y 2010 el porcentaje medio de hembras emparejadas en el Programa Ex-situ fue del 66,6%.

De esas veintiséis hembras que han copulado, diecisiete han quedado preñadas. Esto significa que se han preñado el 66% de las que copularon, un porcentaje similar, aquí sí, al obtenido desde el comienzo del Programa. De ahí la importancia de que copulen en mayor número.

El número medio de cachorros que han salido adelante por cada hembra ha sido de 1,5, siguiendo la línea mantenida hasta ahora dentro del programa, aunque aún se realizan pruebas para confirmar otros embarazos. Pero no se descartan más embarazos durante el resto de la temporada.

En esta temporada 2011, cabe destacar una experiencia de inserción en una camada de un cachorro abandonado procedente de otra camada. La iniciativa ha sido todo un éxito y el cachorro ha recibido desde el principio las mismas atenciones que el resto de la camada.

Hasta ahora, el Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico ha aportado 76 nuevos cachorros. La iniciativa lleva en marcha desde diciembre de 2003.