Continúa la deforestación en Indonesia
Las imágenes tomadas por satélite de la superficie de bosque en Indonesia indican que, entre 2000 y 2008, casi el 10% de la cubierta forestal en las islas se ha perdido. Cerca de una quinta parte de esta pérdida se produjo precisamente en las regiones donde la tala de árboles está restringida o prohibida. Las imágenes obtenidas por satélite tratan de ser una ayuda para Indonesia en el cumplmiento de los objetivos marcados por Naciones Unidas en el programa REDD +, cuyo objetivo es reducir la deforestación y la degradación forestal.

Estos bosques tropicales tienen gran importancia tanto en el ámbito nacional como en el mundial. En ellos, viven un enorme número de especies, que dependen para su subsistencia de los recursos que ofrecen estos ecosistemas, además de ser medios de subsistencia para las comunidades locales. Por último, secuestran grandes cantidades de carbono y, por lo tanto, ayudan a la mitigación del cambio climático.

Indonesia posee la tercera mayor área de bosques tropicales de todo el mundo. Pero, por otra parte, también sufre unos altísimos niveles de deforestación. Para paliar este problema, Indonesia ha llegado a acuerdos con diversos países. Para reducir la deforestación se necesitan datos precisos sobre el estado de los bosques, incluyendo cuánto carbono retienen sus bosques y cómo cambia la cubierta forestal.

El mejor método para controlar el cambio de esta cubierta forestal indonesia es el uso de la teledetección óptica elaborada mediante datos provenientes de los satélites. Pero el clima indonesio, que a menudo es nublado, perjudica la labor, pues las imágenes por satélite salen demasiado oscuras. Se pueden usar, en esos días nublados, imágenes a una baja resolución, pero no proporcionan suficiente detalle para evaluar de forma precisa la cubierta forestal.

Por ello, los investigadores están combinando imágenes de alta resolución del satélite Landsat de la NASA con imágenes menos detalladas del sensor del satélite Terra, también de la NASA. Con este método, se ha calculado que 5,39 millones de hectáreas de bosques se perdieron entre 2000 y 2008, es decir, el 9,2% de la cubierta forestal original indonesia en 2000.

La mayor parte de esta pérdida de bosques ha ocurrido en dos provincias: Kalimantan Central y Riau. Además, un 20,1% de la deforestación se ha producido en bosques de producción limitada (13,6%), en áreas protegidas (2,1%) o en zonas de protección de cuencas (4,4%), zonas todas ellas donde la tala está restringida o prohibida. Por tanto, la deforestación en Indonesia se puede reducir fácilmente si se vigilan mejor estas áreas.