Control de plagas en la agricultura ecológica
Desarrollar la agricultura ecológica no siempre es fácil. En primer lugar, porque debe ubicarse en un lugar donde no existan alrededor campos de agricultura que use pesticidas, ya que, entonces, los químicos pueden llegar a su zona, impregnar el cultivo e impedir que pase los controles de calidad ecológicos.

Por otra parte, el gran reto del agricultor ecológico es el control de plagas. Hay varios métodos naturales que se pueden usar.

El primer método es el control biológico. La idea es que sean otros organismos vivos los que eliminen la plaga. En otras palabras, depredadores de la plaga que no afecten al cultivo. Pueden ser parásitos, hervíboros o otro tipo de especies. Necesita un seguimiento exhaustivo y no es tan rápido como el tratamiento químico. Pero, por otra parte, no afecta de ningún modo al hombre y la plaga no puede oponer resistencia. A largo plazo, los resultados son excelentes. Se puede importar una especie devoradora de la plaga o incrementar una que viva ya en el hábitat.

Hay que señalar que el uso de potentes plaguicidas tiene dos desventajas. La primera, que el organismo puede crear una resistencia a ese químico. La segunda, que elimina otros seres vivos beneficiosos para el cultivo y, en general, para el ecosistema. Por ello, es importante, si se usan químicos, que sean muy específicos y ataquen sólo a la plaga.

Otro método de control de plagas respetuoso con el medio ambiente es el cultivo trampa o cultivo barrera. Se trata de ubicar en el lugar adecuado plantas que atraigan a la plaga y conseguir así que estén alejados del cultivo principal. Este tipo de cultivos trampa se pueden plantar alrededor del cultivo principal o de forma intercalada dentro del propio cultivo.

En la agricultura industrial, los cultivos trampa son plantados en momentos clave del ciclo de vida de la plaga y destruidos después. También puede ser interesante cultivar especies como el girasol silvestre, que atrae a mariquitas y a avispas parasitarias, insectos que son grandes depredadores de otras especies dañinas para los cultivos.