Convierte tu bicicleta en eléctrica con la rueda dbRevo
Algunos ciclistas quizá suspiren por una bicicleta eléctrica que les permita avanzar sin esfuerzo y subir las cuestas sin sudar la gota gorda. Lo malo es que las bicicletas eléctricas son muy caras. Una empresa ha inventado una rueda que abarata el coste, ya que convierte cualquier bicicleta en eléctrica de forma cómoda, rápida y relativamente barata.

Es la llamada rueda dbRevo, un dispositivo y rueda al mismo tiempo que, reemplazando la rueda original y conectándola a una consola inalámbrica, convierte tu bici en eléctrica. Gracias a este especial motor ubicado en la parte delantera, muchas personas podrán decantarse por el medio de transporte que menos contamina.

La idea es de una empresa con origen en Taiwan llamada DK City. El dispositivo cuenta con una rueda, una batería, un motor y un controlador. La instalación se realiza en cinco minutos. Sólo hay que instalar la rueda en la parte delantera y colocar en el manillar la consola, que es inalámbrica y que se conecta al controlador para conocer la potencia y la información de la ruta.

El motor funciona como asistencia al pedaleo gracias a una batería de litio de 24 voltios. Con este motor, la autonomía del mecanismo es de 60 kilómetros. En España, en poco más de una semana, se han agotado las existencias, cuentan desde la empresa que comercializa el invento.

Tres tamaños de rueda

Convierte tu bicicleta en eléctrica con la rueda dbRevo
El modelo se vende por 756 euros y para tres tamaños de rueda: 20, 26 y 28 pulgadas. Además, se puede combinar con los colores de la bici, ya que hay modelos en azul, rojo, magenta, naranja o verde. Pocos modelos de bicicletas eléctricas bajan de los 1.500 euros, así que el ahorro es considerable. Además, optar por el sistema dbRevo no implica cambiar de modelo. Se adapta a todos siempre que tengan los tamaños de rueda mencionados y que son, lógicamente, los más habituales. Ojalá este invento anime a más gente a pedalear.

En el siguiente vídeo se explica cómo instalar la rueda y el controlador. ¡No parece difícil!