Costa Rica cerrará sus zoos y liberará a los animales
Pese a llevar abierto la friolera de 97 años, el zoológico Simón Bolívar no cumplirá su primer siglo de vida, afortunadamente. Y no, no es que le haya caído una bomba, pero casi pues, como él, otros zoos de Costa Rica cerrarán sus puertas en breve, no sin antes haber abierto las de sus jaulas para dejar a los animales en libertad.

La noticia es de impacto, y no sólo por lo insólito, ni porque suponga un tremendo alegrón para los sufridos defensores de los derechos de los animales sino, sobre todo, por cómo se argumenta la decisión tomada por el Gobierno del país.

“Nos estamos deshaciendo de las jaulas para encontrar un modelo que interactúe con la biodiversidad en parques botánicos en forma natural”, explica el ministro de Medio Ambiente, René Castro, quien ha anunciado que el cierre se produzca en marzo del 2014.

Los planes son transformar tanto el parque zoológico Simón Bolívar, localizado en San José, como el Centro de Conservación Santa Ana (CCSA), otro zoológico en las afueras de la ciudad, para convertirlos en jardines donde algunos de los animales puedan vivir en libertad.

Lógicamente, por loable que sea la intención de liberarlos, no todas las especies pueden campar a sus anchas en cualquier parte, por lo que muchos de ellos se reubicarán donde sea mejor para ellos, muy probablemente en reservas naturales del país.

Costa Rica cerrará sus zoos y liberará a los animales
Son más de 400 animales de 60 especies, entre los que se encuentran aves de muy distinto tipo, insectos, grandes felinos, cocodrilos y venados. Todos ellos tendrán un plan de liberación ajustado a sus necesidades, por mucho que les pese a más de uno.

Se oponen al cierre

En efecto, la drástica medida no ha convencido a todos, como era de esperar pero, al margen de tratarse de un tema controvertido, la fundación que dirige los zoológicos (Fundazoo) ha recurrido a un tribunal para que el cierre no se produzca. Dicen que los zoos están en perfectísimas condiciones, que su contrato para trabajar con los parques zoológicos no expira hasta el 2024, y bla, bla, bla…