Cotización de las emisiones de CO2
El mercado de emisiones de dióxido de carbono es una de las medidas establecidas en el protocolo de Kioto para luchar firmemente contra el cambio climático, con el fin de presionar a la industria para que reduzca considerablemente el CO2 con el que contamina la atmósfera.

Según los últimos informes europeos, las fabricas españolas sometidas al comercio de emisiones expulsó en 2008 un total 163.456.374 toneladas de CO2, superando el máximo de emisión establecido en España en 154.045.898 toneladas. La diferencia es de 9.410.476 toneladas. Para solucionar el exceso, las empresas españolas deberán emitir menos el año que viene, pagar una multa, invertir en proyectos de energías renovables o verdes en países en fases de desarrollo o comprar derechos de emisiones de CO2 al mercado establecido.

Obviamente, las compañías que hayan consumido menos licencias de CO2 de las que les han sido asignadas porque han invertido en tecnologías limpias o porque con la crisis han reducido su actividad, pueden vender las licencias que les sobran a las que no hayan cumplido con sus obligaciones medioambientales.

Hagamos cálculos. Si la tonelada de CO2 cotiza a unos 14,5 euros. Para compensar su exceso de contaminación tendría que pagar 136,451 millones de euros. Esa cifra es muy relativa porque dependiendo del momento, el precio de los derechos de emisión es muy fluctuante y tanto puede estar en los 30 euros por tonelada de CO2, como que sea cercano a cero euros.