Crean un biocombustible “idéntico a la gasolina” a partir de la bacteria E. coli
¿Obtener combustible a partir de la bacteria E. coli? Efectivamente, así es, la bioingeniería ha logrado resultados satisfactorios en la conversión de estos microorganismos dañinos en un producto útil para la humanidad.

Todavía es un proyecto a pequeña escala, y le quedan muchas vueltas de tuerca hasta poder seguir avanzando, pero su mero hallazgo ya hace que se vislumbre como una posible alternativa viable y sostenible.

El Instituto Superior Coreano de Ciencia y Tecnología (KAIST, por sus siglas en inglés) ha creado el primer biocombustible del mundo a partir de E. coli, una bacteria bien conocida por provocar intoxicaciones alimentarias.

Por si fuera poco, además se trata de un biocombustible que tendría “idéntica composición y propiedades químicas a la gasolina convencional”, según afirma el KAIST.

Obtención de hidrocarburos

Para hacerla realidad, estos científicos coreanos han utilizado la ingeniería metabólica -tecnología que manipula el ADN- para hacer derivados de ácidos grasos cortos, lo que permite la biosíntesis de alcanos (o hidrocarburos) de cadena corta. Por lo tanto, se trata de una composición química como la de la gasolina ya que, según explican los investigadores, ésta se compone casi exclusivamente de hidrocarburos, con algunos aditivos y agentes de fusión.

Crean un biocombustible “idéntico a la gasolina” a partir de la bacteria E. coli
Ésta es la primera vez que se logra producir una sustancia similar a la gasolina a partir de métodos microbiológicos, si bien se ha logrado con el diésel. Sin embargo, hay mucho que avanzar para llegar a comercializar esta insólita gasolina. Hoy por hoy, la productividad de este inventazo deja mucho que desear. Habrá que mejorar en rendimiento y concentración para que la sustancia sea una alternativa viable. Eso sí, de lograrlo estaríamos ante una auténtica revolución.