Crean combustible a partir del agua marina (vídeo)
Por ahora sólo se ha conseguido hacer volar un avión a escala, que no es mucho, pero la maqueta, una réplica del legendario P51 Mustang, alzó el vuelo gracias a un combustible renovable como pocos, totalmente revolucionario: un fuel hecho a partir del agua de mar.

Tras el éxito del experimento, un equipo de científicos de la Marina de Estados Unidos cree que, por fin, ha encontrado una alternativa al petróleo, el gran objetivo de la investigación militar durante décadas para dejar de depender del petróleo.

La razón de este interés no es ambiental, sin embargo. La innovación interesa, sobre todo, por el menor gasto económico que supondría. En 2011, por ejemplo, la Marina estadounidense necesitó cerca de 2 millones de toneladas de combustible, si bien tiene igualmente un valor estratégico y de ahorro de tiempo. Obviamente, no existen gasolineras en el mar, sino barcos especializados que abastecen a otros, un proceso complejo y tremendamente caro.

Parecido al queroseno

La gran pregunta acerca de este combustible del agua de mar es su potencial contaminante. Parecido al queroseno convencional, su precio se ha calculado entre 3 y 6 dólares por galón (un galón equivale a 3,8 litros) y se ha obtenido mediante un convertidor catalítico, aprovechando que la concentración de CO2 es 140 veces mayor en agua de mar de lo que en la atmósfera, ya que el dióxido de carbono y el hidrógeno resultan elementos necesarios para hacer hidrocarburos.

Crean combustible a partir del agua marina (vídeo)
Entre otras ventajas, se podría utilizar directamente en los motores de los aviones y barcos, sin precisar refinado. Incluso podría fabricarse a bordo y, aunque es la primera tecnología de este tipo con aplicación comercial, no será una realidad hasta dentro de siete o diez años. Hasta ahora, sólo se ha probado en aviones, con resultados satisfactorios.