Crear jardines en casa para aprovechar el agua de lluvia
La curiosa iniciativa es de Melbourne Water, una empresa de suministro de agua que pertenece al gobierno al Estado de Victoria, empeñada en que los australianos no dejen perder el agua de lluvia que cae en los tejados de sus casas y la utilicen para regar unos ingeniosos jardines que puede crear uno mismo.

Pese a que crear uno no tiene demasiado secreto, la empresa ha lanzado una página web en la que enseña a hacerlos y mantenerlos de forma sencilla. Al fin y al cabo, se inspiran el concepto de tanques de agua o barriles que se instalan para capturar aguas pluviales que llegan a través de las tuberías que vienen de las cubiertas o tejados.

Sólo que en este caso no la almacena sino que la utiliza directamente para el riego de un jardincito, que puede ser ornamental o, por qué no, también un huerto, otra interesante opción si decidimos construirlo en patios o zonas interiores. Así, además del ámbito doméstico, existen mil y una posibilidades para su aplicación en jardines públicos, que se riegan bien desde tejados de inmuebles cercanos o con el agua caída en superficies duras.

Más de siete mil

Por lo tanto, otras variantes de estos jardines de lluvia consiste en utilizar el agua pluvial que venga no sólo de los tejados, sino también la recolectada a través de bajantes, por ejemplo de calzadas o escaleras, sin ir más lejos.

Crear jardines en casa para aprovechar el agua de lluvia
El primer objetivo de Melbourne Water era crear alrededor de 10.000 jardines de lluvia, y poco queda para alcanzarlo, pues según sus datos ya hay más de siete mil en todo el país. De seguir extendiéndose, podría ser un buen arma para el movimiento de la Guerrilla Gardening o jardinería de guerrilla, y sí, me refiero a esa bendita costumbre de transformar en jardines los espacios públicos abandonados.