Cromo-6 en el agua corriente de Estados Unidos
Se ha descubierto que el agua que sale del grifo en muchas zonas de Estados Unidos no es del todo saludable. El cromo-6, un elemento químico que, según algunas investigaciones, puede provocar cáncer, se encuentra en el 89% del agua de las ciudades que ha analizado la organización por el estudio del medio ambiente Environmental Working Group (EWG).

Este tipo de cromo se denomina cromo hexavalente y es el mismo tipo de sustancia de la famosa película basada en un caso real Erin Brockovich. Se ha detectado en 31 de las 35 ciudades estadounidenses analizadas. Las ciudades con unos niveles más altos de esta sustancia fueron Norman, en el estado de Oklahoma, Honolulu (Hawai) y Riverside, en California.

En total, son veinticinco las ciudades en las que este metal tóxico se puede encontrar en concentraciones por encima de los máximos de seguridad propuestos recientemente por los organismos reguladores de California. El cromo hexavalente (también llamado cromo-6) en el agua potable muestra una clara evidencia de actividad cancerígena en animales de laboratorio y aumenta el riesgo de tumores gastrointestinales según el National Toxicology Program, una institución estadounidense que analiza los productos químicos que se encuentran en la comida, en productos de limpieza e higiene, en fármacos, etc.

En 2009, el estado de California propuso que el porcentaje de cromo hexavalente en el agua potable para consumo humano no superara las 0,06 partes por billón (ppb) para que no se considerara un problema de salud pública. Sin embargo, la EPA, la agencia de protección medioambiental de Estados Unidos, no ha establecido un límite legal de ámbito nacional para esta sustancia. Tal vez sean unos 74 millones de personas los que pueden estar bebiendo agua del grifo contaminada con cromo-6. La EWG ha pedido a la EPA que establezca sin más dilación un límite legal para esta sustancia y que exija a los proveedores públicos de agua que realicen análisis fiables de la misma.

Otras formas en que se presenta el cromo no son perjudiciales para la salud, pero sí lo es el cromo-6. Éste proviene fundamentalmente de la actividad en industrias como la de cromado y fabricación de plásticos y colorantes.

Consumir agua del grifo es más ecológico que beber agua embotellada. Pero nadie lo va a hacer si pone en riesgo su salud.