Cubren la fachada de un parking con un espectacular jardín vertical
Tapar el hormigón de una fachada con un florido y vibrante jardín vertical es siempre una inmejorable idea. En este caso, además, la idea se ha concretado en una realidad que da gusto mirar y volver a mirar hasta el embeleso.

La fachada en cuestión pertenece a un gigantesco aparcamiento de coches de varias plantas de California. Una mole gris siempre atiborrada de vehículos que se ven desde el exterior. Afortunadamente, sin embargo, esa fea y asfixiante sensación ha quedado aliviada gracias a un pletórico jardín, diseñado por la empresa Seasons Natural Engineering.

La iniciativa ha sido de Edwards Liefesciences, empresa líder en el desarrollo de válvulas cardíacas y en estudios científicos cuyo fin es promover la salud pública. También, por lo visto, la de sus empleados, que gracias al cambio en la fachada se beneficiarán del relajante paisaje y de una mayor calidad ambiental.

Un jardín ecológico

Seasons Natural Engineering utiliza un sustrato especial en sus jardines verticales. Tal y como ha hecho también en esta ocasión, se ha colocado una especie de fieltro fabricado con fibras sintéticas recicladas que permite un saludable crecimiento y mantenimiento de las plantas.

Asímismo, este material consigue airear las raíces y reparte el riego de forma adecuada, tanto para el crecimiento uniforme del tapiz como en lo que respecta a conseguir un importante ahorro del agua.

Cubren la fachada de un parking con un espectacular jardín vertical
Sin duda, este tipo de iniciativas nos hacen olvidar el triste panorama que hemos de sufrir en los entornos urbanos. O, desde el punto de vista contrario, nos recuerdan la maravilla que supone convertir las áridas paredes en jardines. No en vano, las plantas nos alegran la vista, aportan un bienestar urbano impagable y resultan beneficiosos para aislar el interior, con lo que ello supone de ahorro energético tanto en invierno como en verano.