Cuidar el medio ambiente es una buena inversión
Para los que no crean que el deterioro del medio ambiente sea un problema por sí mismo, quizá el argumento económico les convenza de que todos estamos ante un verdadero problema que hay que solucionar cuanto antes. Y es que, según Naciones Unidas, los daños al medio ambiente causados por el hombre supusieron el 11% del Producto Interior Bruto (PIB) del año 2008 en todo el mundo. Esto, traducido a valor monetario, da un total de casi 6,6 billones de dólares.

¿Es mucho, es poco? Comparando con otra cifra, podemos hacernos una idea de lo que representa: supone un 20% más que los 5,5 billones de dólares que han perdido los fondos de pensiones de los países desarrollados durante estos últimos años de crisis. Este informe ha sido elaborado por la Iniciativa de Naciones Unidas sobre Principios de Inversión Responsable (Unrpri) y la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Unep FI).

El estudio se ha llevado a cabo analizando las tres mil mayores empresas por capitalización bursátil, que representan una gran parte del mercado económico mundial y que son responsables de un daño ambiental que se puede valorar en 2,15 millones de dólares (más de 1,5 millones de euros). El objetivo del citado informe es cuantificar económicamente los daños infligidos al medio ambiente que han sido causados por las empresas y las consecuencias que esto tiene en las carteras de inversión. Se estima que estas tres mil empresas son causantes de un tercio de los daños medioambientales. Si no se cuida el medio ambiente por el valor que tiene en sí mismo, quizá se haga por el vil metal.

El estudio advierte también que, ante estos daños y el agotamiento de los recursos naturales, algunos gobiernos ya han comenzado a aplicar el principio de “el que contamina, paga”, y, por lo tanto, el valor de las grandes carteras se verá afectado negativamente por primas de seguro que serán cada vez más altas, además de pagar mayores impuestos por contaminar.

Las empresas que más contaminan son las compañías eléctricas y las de agua, seguidas de las de gas y petróleo, la industria del metal y la minería. Sólo estos tres sectores son los causantes de daños medioambientales valorados en 1 billón de dólares. Pero, el informe señala que a este ritmo, será peor dentro de unos años, llegándose a un valor económico por daño al medio ambiente de 28,6 billones de dólares en 2050, entre la escasez de agua, la contaminación del aire, las emisiones de gases de efecto invernadero y la falta de recursos.

La principal recomendación del informe va dirigida a los inversores, a los que se pide que ejerzan su derecho como accionistas para que las empresas sean cada vez más respetuosas con el medio ambiente.