Cuidar el medio ambiente para no arruinar nuestro futuro
No es descabellado pensar que, en un futuro nada lejano, podríamos quedarnos sin ni siquiera un palmo de espacio habitable. Al menos en el planeta Tierra, porque quizás pudiéramos llegar a escapar, emigrar a otros mundos dejando atrás un lugar yermo, contaminado, herido mortalmente tras haber sido desechado como un vulgar objeto de usar y tirar.

Es más, tal y como afirma el científico Stephen Hawking, lo mejor que podríamos hacer es abandonarlo cuanto antes para así evitar que la explotación humana acabe por destrozarlo todo. Por desgracia, muy probablemente borrarnos del mapa sea la mejor manera de cuidar el planeta. ¿Pero, entonces no hay otras maneras de proteger el medio ambiente de forma eficaz? Sí, lógicamente, en teoría las hay, pero la humanidad no las pone en práctica con la efectividad necesaria para no comprometer el futuro de la humanidad.

El famoso astrofísico opina que evitar el desastre en los próximos dos siglos, es decir, cuidar el medio ambiente aplicando alternativas sostenibles durante este periodo, nos permitirá ir colonizando el espacio para encontrar nuevos hogares en el universo, lugares que también irán exterminándose a consecuencia de nuestro egoísmo y agresividad. Por lo tanto, habría que reaccionar cuanto antes para evitar una catástrofe planetaria que haga que los hábitats sean incompatibles con la vida.

Reducir las emisiones

Las organizaciones preocupadas por el medio ambiente, como las ONGs o Naciones Unidas, no se cansan de advertir que el reloj corre en nuestra contra. Son palmarios los discursos de la ONU sobre la oportunidad histórica que estamos dejándo pasar de largo para poder detener el cambio climático antes de que sea demasiado tarde.

Como es sabido, ninguna cumbre mundial convocada (las denominadas COP) ha logrado un acuerdo vinculante a nivel mundial que garantice un futuro con emisiones controladas, que permitan avanzar en la lucha contra el calentamiento global. Aunque, tal y como ha dejado dicho la ONU, la política interior responsable en materia ambiental es fundamental para poder llegar a acuerdos globales.

Cuidar el medio ambiente para no arruinar nuestro futuro
La ciencia también es lapidaria en sus conclusiones sobre el futuro ambiental cuando no puede sino escandalizarse ante el frenético ritmo al que estamos destruyendo nuestro entorno. Sin ambages, un equipo internacional de reputados científicos publicaron en la revista Nature un alarmante anuncio del fin del mundo que conocemos. Es decir, predijeron un colapso planetario sin posibilidad de marcha atrás, con la pérdida de la mitad de los recursos naturales en el 2025, y el 55 por ciento en el 2045 si la superpoblación y demás prácticas explotadoras prosiguen. ¿La solución? Sólo hay una: detener el tremendo, nefasto impacto que infligimos a la naturaleza.