Cultivar nabos en la Luna
Cultivar plantas en la Luna podría dejar de ser una idea utópica para convertirse en un hecho, y con él abrirse las puertas a una posible residencia humana en el único satélite natural de la Tierra.

Así es, conseguir que el entorno lunar permitiera el cultivo de plantas sería un primer paso para saber si sería factible la vida humana en la Luna. Un camino que, sin embargo, todavía está casi todo por andar, si bien la NASA ha iniciado un experimento que planea cultivarlas allí arriba en 2015.

La misma superficie selenita será el lugar en el que se llevará a cabo una insólita prueba que consiste en cultivar plantas dentro de una cámara sellada en la que deberán crecer durante cinco a diez días, concretamente nabos, albahaca y arabidopsis.

Tendrán aire y riego

Las plantas que sirvan como conejillos de indidas recibirán un riego regular automatizado, tendrán aire dentro de esas cápsulas y también se fotografiarán cada cierto tiempo para hacerle el seguimiento que permita sacar conclusiones válidas.

Además de ofrecer datos sobre las plantas como seres vivos, se obtendrá una valiosa información sobre las posibilidades reales de la vida en la Luna, pues como tales, su reacción en dicho entorno será clave para saber si los seres humanos podrían vivir y trabajar en ella, es decir, no sólo estar de visita, en plan turismo espacial, sino colonizarla.

Cultivar nabos en la Luna
Según los científicos que participan en el estudio, las plantas pueden llegar a ser tan sensibles o incluso más que los seres humanos, sobre todo si se trata de plántulas, es decir, de plantas recien germinadas. Es por ello que su supervivencia ayudará a conocer la influencia a las condiciones ambientales, que será estudidada mediante observación de los cambios genéticos producidos por la radiación lunar.