Cultivar tomates ahorrando 1,5 millones de litros de agua por hectárea
Ante la falta de agua potable en el mundo, es esencial llevar a cabo proyectos agrícolas que consuman menos agua. De hecho, la agricultura es el sector que más agua gasta. La multinacional Unilever, con la colaboración de Agraz, empresa especializada en el cultivo de tomates, ha creado un proyecto con criterios sostenibles con el que se pueden ahorrar 1,5 millones de litros de agua al año por hectárea.

Los campesinos asociados a Agraz se encuentra ahora en la campaña de recogida. En Villafranco del Guadiana (Badajoz) se recolectarán y procesarán este año 170.000 toneladas de tomate de forma sostenible. Unilever los compra y distribuye. La multinacional adquiere el 3% de todos los tomates del mundo.

El objetivo de Unilever es que, para 2020, el cien por cien de las materias primas agrícolas procedan de fuentes sostenibles. Para ello, trabaja en colaboración con sus principales proveedores para aumentar la sostenibilidad del proceso de cultivo de tomate a través de nuevas técnicas agrícolas.

Entre las medidas para lograr un uso más eficiente del agua se encuentra, por ejemplo, la instalación de sondas para controlar la humedad del suelo, lo que permite ahorrar una media de 1,5 millones litros de agua por hectárea al año, es decir, un 20% menos. Además, Agraz aconseja fertilizantes y pesticidas que permiten reducir las emisiones de dióxido de carbono (C02).

La sostenibilidad es un valor para las empresas

Cultivar tomates ahorrando 1,5 millones de litros de agua por hectárea
La sostenibilidad es un valor para las empresas y éstas buscan proveedores que sean responsables con el medio ambiente. Unilever, además, proporciona a sus asociados financiación para llevar a cabo nuevas herramientas y métodos de cultivo. Los criterios sostenibles tienen que ser la base en todo el proceso productivo. Este proyecto se centra en la primera parte: el cultivo de los alimentos.

Unilever, con el tomate, elabora productos para todo el mundo, desde sopas y cremas hasta salsas de todo tipo (tomate frito, ketchup, etc). Unilever impulsa con el proyecto el cultivo sostenible del tomate, avanzando hacia un modelo de suministro más responsable con el medio ambiente.