Cura para la clamidia en los koalas
Las clamidias son un grupo de bacterias de tamaño pequeño que producen enfermedades. El koala, en algunas partes de Auatralia, está desapareciendo por epidemias de esta enfermedad. En realidad, no es extraño, ya que los koalas tienen un sistema inmunitario muy débil y son propensos a todo tipo de enfermedades, como respiratorias, digestivas y urogenitales, úlcera de estómago, cáncer, deshidratación y atrofia muscular.

Pero un investigador ha descubierto una vacuna para la enfermedad de la clamidia, el gran enemigo del koala. La terrible enfermedad les produce lesiones en los genitales y en los ojos, causándoles infertilidad y ceguera. Es una muerte lenta y agónica.

Peter Timms, profesor de microbiología del Instituto de Salud e Innovación Biomédica de la Universidad de Tecnología de Queensland, ha realizado las primeras pruebas con la nueva vacuna en algunos koalas que habitan en santuarios. Muchos de los marsupiales vacunados han empezado a mostrar una respuesta positiva a los sesenta días de recibir el medicamento y los animales que ya habían contraído clamidia no sufrieron reacciones adversas. Las pruebas se han desarrollado durante más de un año y, pasado ese tiempo, los koalas siguen inmunizados.

El próximo mes, el equipo de científicos liderado por Timms probará la vacuna en los koalas salvajes que habitan en la Costa de Oro, en el estado de Queensland, donde la enfermedad ha afectado hasta a un 40% de estos animales. Se vacunará a un pequeño grupo de koalas y se les colocará un collar para vigilar sus movimientos antes de liberarlos nuevamente.

Timms cree que, aunque su vacuna tenga éxito, será difícil vacunar a toda la población de koalas. Sin embargo, sí se podrá inocular la medicina en los animales que lleguen a los centros de rescate. Sólo en el estado de Queensland, llegan unos tres mil koalas cada año.

Aún no se sabe cómo comenzó a afectar esta enfermedad a los koalas. Se cree que fue introducida por una oveja que llegó con los primeros colonos europeos. También puede ser que siempre hubiera existido, pero que comenzara a propagarse con rapidez en los últimos doscientos años. La clamidia, que también ataca a otras especies de animales, se transmite entre la población de koalas durante el alumbramiento, la copulación y las peleas.