Daños atmosféricos irreversibles
Las consecuencias atmosféricas causadas por las emisiones de dióxido de carbono son irreversibles y la eliminación de ese gas contaminante en la capa de ozono no ayudaría a remediar la actual situación.
Según un estudio, para que el planeta recupere las temperaturas normales deberán pasar al menos mil años, pues las actuales se mantendrán durante mucho tiempo en los mares. La situación es más grave de lo que nos pensamos, el cambio climático plantea riesgos peligrosos y los cambios podrían revertirse en unas pocas décadas.

El clima cambiará, no solo el aumento de las temperaturas, sino también modificaciones de las lluvias en la zona del Mediterráneo, el sur de África y la región suroccidental de Norteamérica. Los gases invernadero en la atmósfera acumulan el calor procedente de la radiación solar y será devastador para millones de especies animales y vegetales.

El cambio climático es lento, pero también es imparable y por ello hay que actuar ahora para que la situación no empeore.