Daryl Hannah arrestada por protestar contra un gasoducto
Daryl Hannah es un conocida actriz que ha protagonizado películas como Blade Runner, Splash (donde interpretaba el papel de una sirena), Two Much o las dos partes de la saga Kill Bill, entre otras muchas. Pero también es conocida por ser una ferviente defensora del medio ambiente, apoyando activamente protestas y acciones en defensa del planeta.

Pero parece que esta vez ha ido demasiado lejos (al menos, según las fuerzas de seguridad de Estados Unidos), ya que ha sido arrestada y esposada por agentes de la policía mientras se encontraba en una de esas protestas. Daryl Hannah gritaba “No a la canalización de Keystone”, frente a la Casa Blanca, cuando fue arrestada. Otros cientos de manifestantes presionan para que el Gobierno de Estados Unidos, presidido por Barack Obama, rechace la solicitud de TransCanada Corporation para construir un gasoducto llamado Keystone XL, que atravesaría los estados de Montana, Dakota del Sur, Nebraska, Kansas, Oklahoma y Texas, hasta las refinerías de Houston y Port Arthur. Es decir, atravesaría de norte a sur (con más de 2.700 kilómetros de longitud) todo el territorio estadounidense.

Quizá muchos piensen que se detiene a la célebre actriz como medida de presión al resto de manifestantes, pero no es así. Desde el 20 de agosto, la Policía de Washington ha detenido a unos quinientos ciudadanos que estaban en contra de la realización de este proyecto. Si se construyen, los oleoductos pueden derramar petróleo en lugares protegidos por su alto valor medioambiental.

Antes de desaparecer en el coche, arrestada, Hannah tuvo tiempo de señalar que, algunas veces, es necesario sacrificar la libertad individual por el beneficio de una libertad mayor, y que quería liberarme de la horrible muerte y destrucción que acarrea el uso de combustibles fósiles, y tener energías limpias en el futuro.

También expresó el deseo de que el presidente Barack Obama no ceda a los intereses de las compañías petroleras. Hannah se sentó en una acera cercana a la Casa Blanca y se negó a abandonar el lugar cuando la policía se lo ordenó. La bella y ecologista celebridad estadounidense estará en la cárcel entre diez días y dos semanas acusada de desobediencia civil. Una vez más, una protesta pacífica resulta un delito y una agresión a la naturaleza puede quedar impune.

Daryl Hannah vive en Colorado, usa energía solar y un coche que funciona con biodiésel. Predica con el ejemplo, como vemos.