¿De dónde proviene el petróleo que consume Estados Unidos?
Aunque Estados Unidos está comenzando a usar sus propias reservas de petróleo, una forma de controlar su precio, sigue importando la mayoría de otros países. Aproximadamente, un 40% del petróleo consumido en Estados Unidos en 2012 fue importado. La procedencia depende de la región que lo importa: Estados Unidos se divide en lo que se podrían llamar regiones energéticas.

A las refinerías de la costa este, por ejemplo, llega petróleo, sobre todo, de África, principalmente de Nigeria y Angola. En cambio, las refinerías del Medio Oeste reciben casi la totalidad de sus importaciones de petróleo a través de oleoductos que conectan con Canadá.

Estados Unidos sigue importando petróleo de Oriente Medio, aunque ya no es la mayor parte. Unos 1,1 millones de barriles pasan cada día a través de los puertos a las refinerías ubicadas en el sur del país. Ahí se genera la gran parte de la gasolina y el diésel que luego se vende en todas las gasolineras del centro del país.

Pero Estados Unidos está realizando nuevas perforaciones en Dakota del Norte y Texas, así como llegando a acuerdos con Canadá para extraer combustibles fósiles mediante la contaminante y peligrosa técnica de la fractura hidráulica, y, si no se impide, en Alaska y otros ecosistemas frágiles. El objetivo es reducir sus importaciones (y ahorrar el dinero que suponen) desde los 8,3 millones de barriles por día actuales hasta los 6 millones a principios de 2014.

¿De dónde proviene el petróleo que consume Estados Unidos?
Estados Unidos e suno de los países más dependientes del petróleo (aunque todos los países lo son en mayor o menor medida) y debe mantener un equilibrio entre las alianzas internacionales y su propia producción de petróleo. Muchas refinerías de Estados Unidos han gastando miles de millones de dólares para mejorar sus instalaciones para poder procesar el crudo proveniente de las arenas bituminosas de Canadá, así como el petróleo importado desde Venezuela y México. Estas refinerías quieren recuperar su inversión y seguirán importando de esos tres países.

Los países africanos, los grandes perjudicados

El crudo que ahora se está extrayendo de las formaciones de esquisto en Dakota del Norte y Texas es diferente, tiene un bajo contenido sulfuroso y se procesa de modo diferente. Los países perjudicados serán los africanos. Desde julio de 2010, Estados Unidos ha reducido sus importaciones de Nigeria hasta la mitad, desde más de 1 millón de barriles por día, a 543.000 en octubre de 2012. En Angola, han pasado desde los 513.000 en 2008 a los 200.000 barriles diarios.