Debilitamiento del campo magnético de la Tierra
El planeta Tierra, del mismo modo que otros planetas del Sistema Solar, está envuelto por un campo magnético que actúa como imán con sus dos polos magnéticos pero que va perdiendo progresivamente su intensidad. Dicho campo magnético terrestre constituye un escudo protector contra el viento solar (flujo de partículas cargadas de energía procedentes del universo) y las radiaciones del Sol.

El campo magnético de la Tierra se ha debilitado al menos un 10% en los últimos 150 años.

El problema radica en que este debilitamiento podría ocasionar una inminente inversión magnética de los polos, lo que supondría cambios radicales en el clima y en la naturaleza. Además, se producirían altos niveles de radiación solar y lluvias de partículas cargadas de energía a la superficie terrestre.