Decisiones políticas necesarias para impulsar la sostenibilidad
La política puede lograr que nuestro planeta todavía tenga cuerda para rato, es decir, que conserve su riqueza ambiental de modo que los recursos naturales no acaben desapareciendo a consecuencia de la explotación humana.

¿Pero, cómo conseguirlo? La batería de medidas que deberían aplicarse afectarían a todas las áreas de la gestión pública, sin duda, y sobre todo deberían hacerse desde las políticas interiores, tal y como advierte Naciones Unidas.

Ello no significa que no sea importante llegar al tan ansiado acuerdo climático internacional de carácter vinculante, o sea, que incluya un compromiso real, una obligatoriedad por parte de los países firmantes. De hecho, sería un grandísimo paso para el logro de un futuro sostenible, pero la política nacional ha de dar el primer paso para conseguirse luego esta fase global, también necesaria.

Acuerdo global y política nacional

Por lo tanto, por un lado se precisaría un acuerdo global vinculante para cumplirse los objetivos climáticos que permitan detener el avance del calentamiento global mediante la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, fundamentalmente.

Decisiones políticas necesarias para impulsar la sostenibilidad
A nivel nacional, por su parte, deberían satisfacerse demandas ambientales que los grupos activistas no cesan de exigir, y que podríamos englobar en grandes grupos de actuación, como la mejora de la calidad del aire, del reciclaje, de la conservación de la biodiversidad, del medio marino (evitando la sobrepesca), así como una mayor inversión en energías renovables, lo que también supone el pronto abandono de los combustibles fósiles y de las centrales nucleares.

También sería importante evitar la polución de ríos, lagos y demás agua dulce, y un cambio de la política hidrográfica para preservar el entorno, dejando de basarla en la construcción de grandes embalses o en esquilmar acuíferos.

Más impuestos a la polución

Tampoco estaría nada mal que la fiscalidad ambiental se orientase más a la sostenibilidad, tanto por activa, incentivando los productos verdes, como por pasiva, gravando con impuestos a las empresas más contaminantes.

Decisiones políticas necesarias para impulsar la sostenibilidad
Del mismo modo, la seguridad alimentaria debería perseguirse tanto con políticas de control poblacional como con otras tendentes a la consecución de una agricultura ecológica cada vez más productiva. Lógicamente, el consumo de carne debería intentar reducirse.

Y, sobre todo, debería incidirse tremendamente en la concienciación ciudadana para que las leyes, las prácticas y los objetivos tuvieran su motor en la sociedad misma. Sólo creyendo que la cosa pública puede ser eficaz con la participación de todos, y que el entorno es un tesoro que hemos de preservar, ahora o nunca, se lograría la necesaria sostenibilidad.