Definición de ecología
Hemos de remontarnos a la década de 1860 para encontrar el origen del término ecología, neologismo acuñado por el alemán Ernst Haeckel a partir de las palabras griegas oikos (casa, hogar) y logos (estudio), por lo que su significado sería algo así como la ciencia o estudio de nuestra casa, es decir, del hábitat natural o medio ambiente.

Su origen, sin embargo, es dudoso. Pese a estar comunmente aceptada su atribución a Haeckel, hay que decir que posiblemente se empleó por primera vez años antes. En concreto, se tiene constancia de una carta del 1 de enero de 1858 que el naturalista estadounidense Henry David Thoreau escribíó a un familiar suyo, donde se puede leer lo siguiente:

“El señor Hoar está aún en Concord, ocupado en la Botánica, Ecología, etc., con el propósito de que le resulte verdaderamente provechosa su futura residencia en el extranjero”.

¿Qué estudia la ecología?

Si bien Haeckel partió de una definición de ecología como un acercamiento científico a las relaciones de los seres vivos entre sí y con su ambiente, poteriormente abarcó también al estudio de las características de ese mismo entorno, lo que incluye un sinfín de aspectos relacionados con el funcionamiento de los ecosistemas.

Considerada una rama de la biología, actualmente la ecología es una ciencia que estudia la interacción entre los seres vivos y su medio a un nivel multidisciplinar, es decir, utilizando distintas ciencias como las matemáticas, la geografía, la química, la física, la política, la ética o, por ejemplo, la geología.

Pero, al margen de una definición convencional, la esencia de la ecología no es otra que la tremenda variedad de procesos abióticos y bióticos, así como de las interrelaciones implicadas en el movimiento de energía y nutrientes, que regulan la estructura y la dinámica de las poblaciones de forma global, consideradas dentro de un ecosistema.

Definición de ecología
Los métodos de estudio básicos que utilizan los ecólogos aluden a los conceptos de autoecología (estudio de las relaciones de las especies con el medio ambiente) y sinecología, (el estudio de comunidades o medios ambientes individuales y también de las relaciones entre sus especies).

Por su gran amplitud, la ecología tiene distintas áreas como la ecología de poblaciones (distribución e importancia de las poblaciones animales y vegetales), la ecología de comunidades (estudia la organización y funcionamiento de las comunidades, formadas por poblaciones que interactúan), la paleoecología (organismos fósiles desde un enfoque ecológico), la ecología del comportamiento (acercamiento desde un punto de vista individual) o el estudio de genética ecológica, centrado en los genes de estas poblaciones.