Deforestación y tráfico de orangutanes en Sumatra
La organización ecologista WWF/Adena acaba de publicar un informe muy alarmante sobre la situación que se vive en Sumatra. Esta isla de Indonesia sufre graves problemas de deforestación y un creciente tráfico ilegal de orangutanes. Claro que de ilegal tiene poco por esas tierras, pues el gobierno del país afectado no hace nada por aplicar leyes contra estas prácticas. Por ello, no es de extrañar que los orangutanes y gibones de Sumatra vean amenazada su existencia.

Los orangutanes son capturados y vendidos como mascotas hasta que se hacen viejos. Cuando llega ese momento, los dueños deciden dejarlos en centros de rehabilitación sin que sean sancionados por ello. Según datos de WWF/Adena, desde 1980 un total de 2.000 orangutanes han podido ser rescatados a tiempo, cifra que demuestra lo mucho que se comercia ilegalmente con ellos. De hecho, se calcula que ya quedan menos de 7.000 ejemplares en la isla.

A parte de los problemas con los orangutanes, la deforestación amenaza con terminar con la naturaleza existente en el lugar. La tala, la usurpación, los incendios y los intereses económicos están haciendo que poco a poco se pierda uno de los encantos de esta isla. Con ello, miles de especies desaparecerán para siempre en Sumatra.