Degradación de plásticos en el mar
Cada día miles de especies marinas quedan atrapadas en bolsas, redes o mallas de plástico en medio del mar, pero no son las únicas victimas por la acumulación de residuos de plástico en el océano. Este material se descompone rápidamente por la exposición solar y otras condiciones ambientales en las aguas, liberando sustancias potencialmente tóxicas que afectan a los ecosistemas marinos.

Por desgracia, el volumen de plástico en los mares está aumentando sin control, de forma que el problema se ha convertido en una amenaza global para el medio ambiente. Japón vierte cada año unas 150.000 toneladas de residuos de plástico al mar, su acumulación forma enormes extensiones de residuos que surcan sobre las aguas. Sin ir más lejos, en el Pacífico existe la Isla de la basura que tiene una superficie equivalente a Francia.

La degradación del plástico libera una sustancia tóxica llamada bisfenol, que supone una gran amenaza para la salud, ya que puede desequilibrar las hormonas de los animales y afectar al sistema reproductivo.