Depositos de agua en las azoteas para ahorrar agua
Muchas ciudades del mundo van a tener que hacer frente a la escasez de agua. Cada vez más. En algunos lugares, ni siquiera tienen agua potable para beber. Sin embargo, la culpa no siempre es de la sequía. La gestión del agua debe ser acorde con las condiciones climatológicas y ambientales de cada región. Algunos expertos creen que no se está aprovechando lo suficiente el agua de la lluvia.

El agua es un recurso cada vez más escaso. Y no sólo en los países en desarrollo. Según la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos, al menos 36 estados del país se enfrentarán a una escasez de agua para el año 2013.

Pero, la mayor parte del agua cae del cielo y es gratuita. Sí, la lluvia, la nieve. Cae en las calles y la dejamos escapar. ¿Por qué no atraparla?

Investigadores de la Natural Resources Defense Council (NRDC) han analizado ocho ciudades de Estados Unidos y han encontrado que, dependiendo de la ciudad, si se instalan sistemas de recogida de agua de lluvia en la mitad del espacio disponible en las azoteas de los edificios se podría abastecer entre el 21 y el 75% de las necesidades anuales de agua. Además, también se ahorraría a los ciudadanos un total de 90.000 millones de dólares en la gestión y distribución de agua municipal.

El NRDC ha basado su modelo, para cada ciudad, en diversos factores, incluyendo el área del techo disponible, las precipitaciones anuales y las tasas locales de agua. La cifra de ahorro, por otra parte, esos 90.000 millones, se han calculado si se usara sólo la mitad de la superficie de las azoteas. Es decir, que el ahorro podría ser mayor. En todo caso, no se podría manejar todo el agua si se producen fuertes tormentas.

El modelo supone que el agua de lluvia capturada en los edificios se usaría para fines no potables, como lavar coches o regar las plantas. Este uso del agua puede constituir entre un 30 y un 60% de la demanda total. Pero el agua de lluvia también se podría usar en las viviendas para, por ejemplo, llenar los inodoros.