Desciende el número de incendios en España
¡Qué satisfacción poder ofrecer una buan noticia! Este año 2011, si no ocurre una catástrofe de última hora, quedará como el mejor de la década en cuanto a la cantidad de incendios, ya que, hasta el 11 de septiembre, se han quemado 40.281 hectáreas, es decir, un 26,5% menos que en el mismo periodo del año anterior y cerca de la tercera parte que la media de la década (que es de 102.943,87 hectáreas quemadas). Todo ello, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) de España.

Aunque ha descendido la superficie arrasada por las llamas, se han registrado más de diez mil incendios, una cifra superior a la del año 2010, cuando se produjeron 9.885 siniestros. Con todo, es un 30,7% inferior a la media del decenio. Por tipos de incendios, los conatos (menos de una hectárea) han aumentado un 13% con respecto al año pasado, mientras que los incendios propiamente dichos (más de una hectárea) también han aumentado un 1,6%.

El porcentaje de superficie forestal afectada por las llamas ha sido de un 0,146%, lo que supone un descenso de un 26% con respecto a 2010. Con respecto a la media de la década, es más de un 50% inferior.

En los primeros ocho meses de 2011 se han producido seis grandes incendios, esto es, incendios que han asolado una superficie superior a las 500 hectáreas. En 2010, tuvieron lugar once. La media de toda la década está en 26. En este sentido, 2011 es el mejor año del último decenio, junto a 2008, en el que también hubo seis grandes siniestros.

Han ardido 10.048,43 hectáreas de superficie arbolada, lo que supone un 2,5% más que en 2010 y 26.906,96 de superficie de matorral y monte abierto, un 34,7% menos que el año pasado. En lo referido a los pastos y dehesas, la superficie afectada por las llamas ha sido de 3.325,84 hectáreas, lo que supone un descenso de un 47,3% con respecto al año pasado. Este 2011 está siendo el año en que menos superficie de matorral y monte abierto y de pastos y dehesas han ardido.

El noroeste de España (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, León y Zamora) es la zona con más siniestros (un 57,21% del total), en la que más hectáreas de superficie forestal se han visto afectadas por las llamas (un 64,70%) y donde más superficie arbolada ha ardido (un 53,87%). En el otro lado, Canarias es el área menos afectada por el fuego. Claro que las primeras regiones tienen más bosques y más verde en general, por lo que es más fácil que se produzcan incendios que en la árida región de Canarias.