Descubierta una nueva especie de coral blando
El equipo del Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto, en su primera campaña en el Canal de Menorca, una nueva especie de coral blando a la que ha bautizado con el nombre de Nidalia indemares, en homenaje al proyecto que ha posibilitado su hallazgo. La nueva especie pertenece al género Nidalia y la importancia del descubrimiento se debe a que es la primera vez que se encuentra este género en el Mediterráneo, lo que para la comunidad científica abre nuevas vías de investigación en cuanto al desarrollo de los diferentes océanos y continentes. En este caso, la presencia de este coral blando en el Mediterráneo puede significar que hay algunas especies que relacionan la fauna de los antiguos océanos Atlántico e Índico con el Mar de Tethys.

Este hallazgo se ha realizado dentro del proyecto Life+ Indemares, que comenzó en 2009 y en el que participa como socio el CSIC junto con otras administraciones públicas, organismos científicos y organizaciones no gubernamentales. El objetivo del proyecto es contribuir a la protección y uso sostenible de la biodiversidad de los mares españoles. Para ello se realizan diversas campañas oceanográficas cuya finalidad es la identificación de espacios de valor ecológico para formar parte de la Red Natura 2000. En el proyecto Life+ Indemares se estudian en concreto diez áreas marinas y en dos de ellas participa el CSIC: el Cañón de Creus y el Canal de Menorca.

Entre las labores llevadas a cabo por el equipo del Instituto de Ciencias del Mar durante los dos años que lleva en marcha el proyecto destacan varias campañas oceanográficas para investigar especies y hábitats de los fondos marinos del Mediterráneo español. En una de estas campañas del pasado mes de septiembre, concretamente a bordo del Buque Oceanográfico García del Cid, los científicos del CSIC se embarcaron para estudiar la distribución y diversidad de las comunidades del fondo de los océanos en el Canal de Menorca. Entre las muestras recogidas se hallaron ejemplares de Nidalia. Hasta la fecha se habían clasificado un total de trece especies del género Nidalia, de las cuales ocho se encuentran en el Océano Índico, cuatro en el Atlántico Oeste y una, hallada también recientemente, en el Atlántico Central.

Además, las comunidades biológicas encontradas en la campaña se encontraban en un excelente estado de conservación. El reducido tamaño de la flota pesquera, el predominio de la pesca artesanal, la utilización de nasas y otras artes no agresivas, así como la escasa presencia de barcos de arrastre en la zona son algunos de los factores que han favorecido la conservación del medio.

Se prueba así la importancia de que los pescadores locales utilicen técnicas respetuosas con el medio ambiente, especialmente con el fondo marino, de manera que se puedan conservar las especies que pueblan los fondos marinos. El óptimo estado de conservación de estos fondos junto a este hallazgo científico demuestran que la explotación sostenible de los recursos marinos es posible.