Descubren el primer dinosaurio: era mucho más antiguo de lo pensado, estaba delgado y comía insectos y plantas
“Si no es el primer dinosaurio como tal, sí es el pariente más cercano encontrado hasta ahora”, explica Sterling Nesbitt, líder de la investigación que ha descubierto los restos del que podría ser el primer dinosaurio sobre la Tierra.

Según ha hallado el equipo de investigadores, el linaje de los dinosaurios apareció en el sur de Pangea de 10 a 15 millones de años antes de lo que se creía, a mediados del Triásico, hace alrededor de 243 millones de años. Su tamaño no era mayor que el de un perro labrador, tenía una cola de más de un metro de longitud, y su aspecto era similar al que ves en la imagen que abre el post, recreada por el Natural History Museum.

Nyasasaurus parringtoni

Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Biology Letters, donde podemos conocer más detalles del Nyasasaurus parringtoni, nombre con el que se ha bautizado a este dinosaurio madrugador. Muy probablememente caminaba erguido y medía de dos a tres metros de longitud y un metro de altura, con un peso de entre 20 a 60 kilos. Se alimentaba de pequeños insectos y plantas.

Los restos encontrados en Tanzania fueron un húmero y seis vértebras que permanecían desde los años 30 en el Museo de Historia Natural de Londres y en el Museo de Sudáfrica, en Cape Town, donde han estado acumulando polvo hasta que unos científicos estadounidenses han decidido estudiarlo.

Para su sorpresa, el trabajo ha revelado datos muy valiosos sobre el origen de los dinosaurios. En concreto, se establecieron relaciones por las características de los huesos analizados, comunes a estos animales. Y, sobre todo, se ha conseguido avanzar en su conocimiento, pues el hallazgo “establece que los dinosaurios probablemente evolucionaron antes de lo esperado y refuta la idea de que la diversidad de los dinosaurios irrumpió en escena en el Triásico Tardío”, concluye Sarah Werning, investigadora de la Universidad de California.