Deshielo de la Antártida: La NASA anuncia un colapso “irreversible”
La NASA sigue dando noticias apocalípticas sobre el colapso del mundo sin vuelta atrás, tal y como lo conocemos. En esta ocasión no se centran en la sobreexplotación de los recursos ni en la creciente inestabilidad económica, pero sí en una grave consecuencia del uso y abuso de aquellos, como es el deshielo producido por el cambio climático.

Si antes revelaba el fin de la civilización industrial, ahora La NASA anuncia el “imparable e irreversible” deshielo antártico o, lo que es lo mismo, una subida del nivel del mar que, además, se prevé mucho mayor de lo que se creía hasta ahora. De acuerdo con sus cálculos, el mar se elevará de los 1,2 a los 3,6 metros.

El único respiro que se dabe en aquel último informe financiado por el Goddard Space Flight Center de la NASA era una posible prevención. Controlando tanto el crecimiento de la población como el uso de los recursos, se podría conseguir un mundo más sostenible. Ahora, sin embargo, nada puede hacerse.

Sin marcha atrás

En el vídeo se puede ver la recreación del deshielo de los glaciares de la Antártida occidental, en una animación muy ilustrativa, pero lo más preocupante es que pese a ser un proceso gradual, que llevará su tiempo, probablemente cientos de años, desde ya mismo estamos en un punto de no retorno.

Deshielo de la Antártida: La NASA anuncia un colapso “irreversible”
El estudio de la NASA recopila información terrestre, aérea y satelital del llamado “punto más débil de la Antártida occidental”, concluyendo que el derretimiento empezó a acelerarse en la década de los noventa. Actualmente, se ha alcanzado umbral crítico que pone en marcha un proceso de efecto dominó. En palabras de Eric Rignot, glaciólogo y autor principal del estudio, publicado en Geophysical Research Letters:

El sistema está en una suerte de reacción en cadena imparable. Cada proceso en esta reacción alimenta al siguiente. Ha comenzado la etapa inicial del colapso. Será una pérdida de hielo en cámara lenta, que no podemos detener.

Lo único que podría detener el retroceso es una montaña o colina, y en esta región de baja altura no hay ninguna. Se podría comparar con el vino que fluye de una botella descorchada colocada en el plano horizontal

La reducción de emisiones podría frenar el cambio climático y, por lo tanto, retrasar este proceso, pero sólo eso, en ningún momento evitarlo. El agujero de ozono y el calentamiento global seguirán calentando el agua, derritiendo el hielo…