A lo largo del último cuarto de siglo la aceleración del deshielo en el casquete glaciar de Groenlandia ha sido del doble de lo que se pensaba hasta ahora, según informó ayer el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS). La extensión perdida equivale a un tercio de la superficie de Francia, señaló la citada fuente.

Según este centro, la superficie de Groenlandia afectada por el deshielo al menos un día al año aumentó entre 1979 y 2005 en un 42%, mientras que la temperatura media de la estación estival se incrementó 2,4 grados centígrados. El fenómeno se hace más espectacular en el norte de Groenlandia, con episodios importantes de deshielo que han sido observados desde el año 2000 a más de 1.500 metros de altitud.

Estos resultados proceden de un estudio efectuado por investigadores del Laboratorio de glaciares y geofísica del medioambiente (LGGE), con sede en Grenoble (sureste de Francia), y de la Universidad católica de Lovaina, en Bélgica.