Día Mundial de la Biodiversidad
El día 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad. Pero, además, este 2010 también es el Año Internacional de la Diversidad Biológica. Se trata de concienciar a la población de lo esencial que es preservar todas las especies animales y vegetales que aún existen en nuestro planeta de modo que se mantenga el equilibrio en el medio ambiente. La seguridad alimentaria, la salud y el acceso a un agua potable y de calidad dependen de la diversidad biológica. El lema de este año es “La Diversidad Biológica para el Desarrollo y el Alivio a la Pobreza”.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) elabora, desde 1963, el conocido como Libro Rojo: un listado de las especies animales y vegetales que pueblan el planeta Tierra. Existen siete categorías de especies en el listado: preocupación menor, casi amenazada, vulnerable, en peligro, en peligro crítico, extinta en estado silvestre y extinta. Las especies en peligro crítico de extinción son las que han sufrido una disminución de su población de más de un 80% en diez años o en tres generaciones, o bien ser una población de menos de 250 individuos maduros.

Hay más de 1.500 animales a punto de extinguirse y otras tantas plantas. Unas 17.000 especies están amenazadas en menor grado. Aproximadamente, un 12% de las especies de aves, un 23% de mamíferos, un 25% de coníferas y un 32% de anfibios está actualmente en peligro de extinción, y es posible que los organismos acuáticos se enfrenten en estos momentos a un peligro de extinción similar. Se estima que se extinguen cada día entre 50 y 300 especies. Es verdad que la extinción de especies forma parte del curso natural de la Tierra. Sin embargo, durante los últimos cien años el hombre ha acelerado el ritmo de extinción al menos 100 veces respecto al ritmo natural.

Muchas organizaciones y países realizan actos para conmemorar este Día de la Biodiversidad. La Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife), entre otros muchos grupos e instituciones, organiza actividades educativas en veinte lugares naturales de España, como, entre otros, el Delta del Ebro, la Laguna de Zoñar en Córdoba, en el Centro de Visitantes de las Tablas de Daimiel, en el Parque Natural de las Hoces del Duratón o el Embalse de Cubillas en Granada.