Día Mundial del Medio Ambiente: Madrid, suspenso
Ecologistas en Acción ha asegurado que, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de las 23 estaciones de la red autonómica de la Comunidad de Madrid, sólo la estación de Valdemoro ha quedado libre de contaminación durante mayo de 2012.

Según estos datos, casi la totalidad de las estaciones de la red autonómica superó el Umbral de Protección a la Salud por contaminación de ozono troposférico. Y lo peor está por venir: la situación se agravará en los próximos meses de verano. ¿Soluciones por parte de los poderes públicos? Ninguna. ¡Feliz Día del Medio Ambiente!

La Directiva europea vigente marca un Umbral de Protección a la Salud más permisivo que el de la OMS: 120 microgramos de ozono por metro cúbico de media en ocho horas al día, mientras que la Organización Mundial de la Salud plantea el límite en 100 microgramos de ozono por metro cúbico.

En todo caso, este umbral no puede ser superado en más de 25 veces al año. Es muy probable que, durante el verano, la mayor parte de las estaciones lo superen, ha asegurado la organización ecologista. De momento, en mayo, solamente la estación de Valdemoro ha quedado libre de esta contaminación.

Es el caso de Orusco de Tajuña, que, según las recomendaciones de la OMS, lo ha superado en 26 días; El Atazar (22 días); Guadalix (21 días); Arganda y Algete (20 días); o Villarejo de Salbanés, con 18 días. Las mayores superaciones del umbral de protección a la salud habrían sido en El Atazar (11 días) y Orusco y Algete (10). Según la directiva europea, hay cinco estaciones que no han superado los niveles: Getafe, Fuenlabrada, Coslada, Rivas Vaciamadrid y Valdemoro.

En opinión de Ecologistas en Acción, los administradores públicos eluden sus responsabilidades sobre las concentraciones medias de ozono troposférico, una situación que constituye un peligro para la salud, tal como indica su propia denominación (Umbral de Protección a la Salud) y estudios científicos.

Para combatir este problema, la primera y esencial medida debe ser restringir el tráfico, principal generador de gases precursores del ozono, especialmente, en el centro de las ciudades.