Día Mundial del Reciclaje: hay que seguir mejorando
Hoy es 17 de mayo y se celebra del Día Mundial del Reciclaje. Con motivo de la celebración, algunas poblaciones pueden sentirse orgullosas del aumento de reciclaje en algunos ámbitos.

Es el caso de Chiclana de la Frontera, en Cádiz, donde la Delegación Municipal de Medio Ambiente ha hecho públicos los datos relativos a la evolución del reciclado de materiales en la ciudad, con especial atención al vidrio, al papel y al cartón. Durante el año 2011, la recogida de estos residuos en la localidad ha experimentado un aumento en los niveles de reciclaje.

La recuperación de vidrio ha alcanzado los 904.620 kilogramos, frente a los 823.040 del año anterior. Este dato refleja casi un 10% de mejora en los niveles de retirada y 81.580 kilos en términos absolutos.

En cuanto al papel, las estadísticas de Chiclana Natural reflejan una recuperación de 852.570 kilos, superior en 138.940 kilos a la registrada en 2010, cuando se alcanzaron 713.630 kilos. En porcentaje, supone un incremento del 19,47%.

En cuanto a la recogida de envases, que se ha situado en 656.640 kilogramos, ha tenido niveles parecidos a los de 2010. Entonces, se elevó a 675.180 kilos, constatándose un ligero decrecimiento tasado en un 2,74%.

Hay que destacar, por otra parte, las líneas específicas de residuos electrónicos del hogar. En este sentido, en 2011, se han reciclado 2.081 kilos de residuos de línea blanca (frigoríficos, neveras, lavadoras, lavavajillas, hornos y cocinas); 76.000 de línea gris (equipos informáticos y teléfonos móviles) y marrón (televisores, equipos de música y vídeos). Además, se han recuperado 720 kilogramos de lámparas fluorescentes.

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en Andalucía pasan por un proceso de descontaminación y tratamiento en objetos como fluorescentes, lámparas y otros equipos. También se gestionan las pilas y acumuladores.

Pero estas buenas cifras no implican que se detenga el esfuerzo. Todo lo contrario. El ejercicio responsable de los ciudadanos es esencial para seguir avanzando en un aspecto básico y esencial para una mejor gestión del medio y de los recursos naturales.