Donald Trump continúa con su campaña contra un parque eólico (2º asalto)
Donald Trump vuelve a la carga en su campaña en contra de la energía eólica. Un año después de sus quejas, a través de varias cartas al ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha decidido recrudecer la campaña.

El multimillonario ha publicado en periódicos británicos anuncios a toda página mostrando fotografías de aerogeneradores rotos y oxidados y en los que se puede leer el lema “Bienvenido a Escocia”.

Por supuesto, las fotografías no fueron tomadas en Escocia. A pesar de reconocer este engaño, la Advertising Standards Authority (ASA), la institución que vela por que la publicidad sea legal y ética, no ha retirado los anuncios. Aunque no se podrán volver a publicar.

Donald Trump está en contra de los parques eólicos offshore porque hay un proyecto para desarrollar uno de estos parques frente a sus campos de golf. Por ello, el multimillonario, que para más inri es estadounidense, está pagando una campaña para impedir la construcción de dicho parque eólico, que se situará frente a las costas de Aberdeen.

El anuncio advertía: “Alex Salmond quiere construir 8.750 de estas monstruosidades”. Manipulación mediática en su máximo nivel.

Se ha descubierto que la imagen utilizada es de un parque eólico en Hawai que se construyó en 1987 y fue cerrado en 2006. El modelo de turbina es tan viejo que ya no es posible usarlo en la actualidad.

Scottish Renewabless, que representa a la industria de la energía renovable escocesa, fue quien se quejó a la Advertising Standards Authority (ASA). La imagen no era la única mentira. El Gobierno escocés prevé, para el año 2020, instalar un máximo de 5.645 turbinas en tierra y mar, una cifra menor que las 8.750 que se puede leer en el anuncio de Trump.

Donald Trump compró una finca en la que pretende construir dos campos de 18 hoyos de golf, un hotel de 450 habitaciones, un centro de conferencias, un spa, 36 villas, 950 casas de vacaciones y desarrollos residenciales que comprenden 500 viviendas. No quiere que la energía renovable y limpia le estropee el negocio.