Dos gorilas hermanos se reencuentran tras años de separación
Amor fraternal entre animales. Alf y Kesho son gorilas y son hermanos. Recientemente, se volvieron a encontrar tras años de separación. El feliz reencuentro se produjo en un parque safari en Inglaterra. La separación ha durado tres años.

Los dos simios se reconocieron al verse y se abrazaron. Kesho, de trece años, y Alf, de nueve, se reconocieron al instante y comenzaron a darse abrazos y apretones de mano. Kesho y Alf tienen una gran diferencia de peso: el primero pesa unos 220 kilogramos y, el segundo, no alcanza los 110 kg. Ambos nacieron en el Zoo de Dublín, pero se separaron cuando Kesho fue trasladado a otro zoo para que se reprodujera.

Los dos gorilas se unen a otro hermano, en este caso, menor, Evindi, de seis años, en el Longleat Safari and Adventure Park de Wiltshire, en Inglaterra, donde viven en la colonia de gorilas del parque.

Los encargados del Zoo de Dublín no sabían cómo iban a reaccionar los gorilas al encontrarse. Pero en cuanto contactaron de forma visual las dudas desaparecieron. La reacción fue buena y el hermano mayor alegró con sus bromas a Alf.

Se han tomado fotografías del reencuentro que han sorprendido a más de un científico. Se ha demostrado que los gorilas son mamíferos inteligentes y sociales y que disfrutan de actividades en grupo, como cuando juegan juntos.

La alegría del gorila se debe a que se reunió con alguien con el que solía tener buenos momentos y con el que ahora puede volver a tenerlos. Por tanto, se demuestra que los grandes primates tienen estados de ánimo como la alegría. Lógicamente, también sufrirán lo contrario, esto es, la pena.

Estos gorilas provienen del África central y se situación es de “peligro crítico” según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Sus principales amenazas son la caza y el virus del Ébola.