Dragonfly, una granja ecológica en Nueva York
Dragonfly es uno de esos proyectos que nunca se llegan a producir. Pensado para ser construido en Nueva York, consiste en una granja ecológica con 132 pisos, 600 metros de altura y 28 campos de cultivo. Decimos lo de que no se llegará a producir porque la ciudad estadounidense no es que apueste mucho por los espacios verdes, y menos con lo poco que les queda por edificar.

Dragonfly, una granja ecológica en Nueva York
Aun y así, el belga Vincent Callebaut no ha perdido la esperanza diseñando este rascacielos ecológico. La idea es que se puedan cultivar frutas y verduras, carnes y hasta productos lácteos. Además, habrían oficinas, zonas comunes y plantas para particulares.

Dragonfly, una granja ecológica en Nueva York
Se utilizaría la energía solar y la eólica para abastecer de energía al edificio y se recolectaría el agua de la lluvia para ser utilizada.

Dragonfly, una granja ecológica en Nueva York