Ducharse con aire y lavar el coche sin agua
En el futuro, el agua será un recurso cada vez más escaso. El ahorro del líquido elemento es un imperativo para la supervivencia del planeta. Así, surgen ideas que tienen como objetivo ahorrar millones de litros en gestos cotidianos como el aseo personal o el lavado del coche.

En Dubai, uno de los Emiratos Árabes Unidos, situado en pleno desierto, donde la temperatura media en verano es de 35 ºC y se ha llegado a los 48 ºC de máxima, y donde pueden pasar siete meses seguidos sin llover, cada gota de agua cuenta. Por ello, una pareja de emprendedores ha desarrollado un método para lavar los coches sin agua. En vez de agua, utiliza una sustancia líquida biodegradable.

De momento, han llegado a un acuerdo con la empresa de lavado de coches WaterWise. Su siguiente paso es expandir el sistema de limpieza sin agua para las ventanas de los rascacielos. Cabe mencionar que Dubai está plagado de ellos.

Su plan inicial era simplemente vender el líquido para el lavado de coches, fabricado con savia de árbol y biodegradable, pero las empresas de lavado de coches no apostaron por el ahorro de agua: no querían invertir en cambiar sus métodos. Así que los emprendedores decidieron montar ellos mismos la máquina de lavado de coches sin agua.

Ahora, no sólo tienen un negocio próspero, sino que van a crecer ofreciendo un servicio similar para los rascacielos: Su objetivo es empezar con uno de los rascacielos más grandes de Dubai. También quieren lanzar urinarios sin agua.

Ahorrar un 50% en el gasto de agua de la ducha

Ducharse con aire y lavar el coche sin agua
El mismo objetivo (ahorrar agua) persigue un invento, pero, en este caso, diseñado para instalarse en la ducha. Se trata de una pequeña boquilla que permite ahorrar el 50% del agua.

La idea está siendo comercializada por Felton, una empresa neozelandesa. Es Oxijet o la ducha de aire, que añade aire al flujo de agua para producir la misma sensación que una ducha con la presión habitual de agua.

Las otras boquillas reductoras reducen el caudal, pero también la presión. En el caso de Oxijet, produce microburbujas de aire mezcladas con el agua y la sensación es de un chorro completo, pero consumiendo la mitad. La idea surge de la necesidad. En muchas zonas de Australia, de donde proviene esta innovación, a menudo se producen cortes o restricciones de agua por sequía.

Un hotel australiano, Novotel Northbeach, va a comenzar a usar estas boquillas. El hotel espera ahorrar una gran cantidad de agua sin sacrificar el servicio a sus clientes. Tienes casi doscientas habitaciones y gasta unos 10 millones de litros de agua al año. Con las boquillas esperan ahorrar 5 millones de litros de agua al año.