Ecoetiqueta para neumáticos
Los principales fabricantes de neumáticos en España van a empezar a utilizar las etiquetas de calificación energética obligatoria para los neumáticos. A partir de ahora, las ruedas mostrarán unos adhesivos parecidos a los que ya existen para los electrodomésticos y las bombillas.

Las ecoetiquetas clasificarán las ruedas desde la calificación A hasta la G, según su eficiencia energética. En el caso de los neumáticos se valora el consumo, el agarre sobre suelo mojado y el nivel de ruido.

El consumo se valora de la A (en verde) a la G (en rojo). Entre estos dos límites, una variación de tonos verdes y naranjas. El neumático con un valor A tiene menos coeficiente de resistencia a la rodadura y, por tanto, menor consumo. Entre los clasificados A y los G hay una diferencia de consumo de 0,5 litros cada 100 kilómetros. Pero hay que señalar que el agarre del neumático también es importante. Depende de para qué se quiera usar.

En cuanto a la seguridad, se mide el agarre en suelo mojado. La Unión Europea asegura que muchos de los accidentes se producen cuando llueve y, por tanto, cree que el agarre es un factor que hay que tener en cuenta. Se mide la frenada en metros. Entre un neumático con calificación A y otro con la G hay una diferencia de 18 metros en la distancia de frenado (yendo a 85 km/h). Los de mejor clasificación, tienen mejor adherencia y, por tanto, son más seguros, aunque su duración no sea tan larga y el consumo se resienta.

El ruido es otra de las características que se analizan. Se mide el sonido de rodadura. La etiqueta cuenta con uno, dos o tres símbolos de ondas de sonido que significan que tiene más o menos ruido en marcha. Con un símbolo, los neumáticos tienen un sonido de hasta 68 decibelios (dB). Con dos, entre 69 y 71 decibelios y con tres de 72 a 74 dB. Cada tres decibelios menos el ruido se reduce a la mitad.

Con este nuevo sistema, se podrá conocer el consumo, el agarre y el nivel de ruido de un neumático de un rápido vistazo.

Los principales fabricantes, como Michelin, Pirelli, Goodyear o Continental, ya ofrecen neumáticos con esta etiqueta. Será obligatoria a partir del 1 de noviembre de 2012.