Ecoturismo
El ecoturismo es un tipo de turismo en el que los viajeros persiguen la sostenibilidad y la preservación y la apreciación del medio (no sólo natural, sino también la cultural). En la mayoría de los casos también es un turismo ético, en el sentido de que trata de ayudar a las poblaciones locales a que mejoren su bienestar. El ecoturismo está en pleno auge y es el sector que más crece en el mercado turístico a escala mundial. La ONU declaró el año 2002 como año del ecoturismo.

El ecoturismo, además de preservar el medio ambiente, es beneficioso en términos económicos para la población anfitriona. En este sentido se podría considerar como lo contrario al turismo del “todo incluido”, el de la pulserita, que minimiza el aporte en divisas al país receptor y desvincula el turismo de las comunidades donde se desarrolla. En este tipo de turismo, el turismo de masas, son los touroperadores y las agencias de viajes las que mayor beneficio sacan de los ingresos generados por el turismo. El ecoturismo, en cambio, beneficia a las empresas turísticas tradicionales y nativas del país y ayuda a establecer de una red de pequeños hoteles, albergues, fondas, paradores, centros de artesanía, museos, grupos artísticos, etcétera.

Una de las posibilidades son los campamentos solidarios que organiza Asociación Española de Ecoturismo Activo, una asociación española sin ánimo de lucro que actúa en Senegal desde 2001 y cuyo fin principal, según sus propios estatutos, es contribuir al desarrollo sostenible de zonas de extrema pobreza del tercer mundo. En estos campamentos solidarios, se construyen, se ponen en funcionamiento y se mantienen campamentos ecológico-turísticos que sirvan como foco generador de empleo y de recursos en las zonas donde actúan. Se realizan, además, proyectos de desarrollo (escuelas, infraestructuras, infraestructuras sanitarias…) en los poblados cercanos. Para ayudar a que esta idea se conozca organizan expediciones de aventura y estancias vacacionales en los propios campamentos.