Efectos del terremoto y tsunami de Japón 2011
El viernes 11 de marzo de 2011 pasará a la historia como el día en que un destructivo terremoto de 9 grados de magnitud sacudió las costas de Japón e impulsó un peligroso tsunami que puso en amenaza a 20 países costeros con olas de más de diez metros de altura.

Las devastadoras consecuencias alertaron a toda la población mundial, las olas de más de diez metros de altura azotaron las costas japonesas causando daños todavía incalcuales y pérdida de miles de vidas humanas. El tsunami arrasó con todo a su paso, desde casas, coches, farolas, barcos, hasta edificios enteros. Las pérdidas economicas han sido profundas en todo el norte de Japón.

Ha sido el peor temblor en azotar a la nación nipona en los últimos 140 años. Dos días antes, este terremoto había sido precedido por otro movimiento importante, pero de menor magnitud que fue un aviso de lo que podía suceder. Diversos países asiáticos de las costas del Pacífico como Filipinas, Taiwán y Guam, fueron los primeros en recibir las primeras olas del tsunami. Mientras que en Indonesia, el fuerte temblor hizo entrar en erupción al volcán Karangetang.

Efectos del terremoto y tsunami de Japón 2011
La maginitud del tsunami fue tal que algunas naciones de Latinoamerica se mantuvieron en alerta como Perú, Ecuador, México, Colombia, Panamá y Costa Rica fueron afectadas levemente, sin sufrir grandes daños. Mientras que en Estados Unidos se registró un muerto y algunas pérdidas materiales en las costas de Oregón.

Debido al terremoto más de 1,5 millones de hogares perdieron el acceso a suministros de agua potable. Las líneas telefónicas terrestres sufrieron interrupciones durante varias horas. El índice Nikkei de Japón presentó una caída cercana al 5% en la siguiente apertura de los mercados. Los precios del petróleo también se fueron abajo como consecuencia del terremoto japonés. La red de transporte japonesa sufrió innumerables daños, actualmente muchas carreteras se mantiene cortadas.

Pero lo peor de todo ha sido la amenaza de desastre nuclear. Se declaró un estado de emergencia en la central nuclear de Fukushima 1 de la empresa Tokyo Electric Power a causa de la falla de los sistemas de refrigeración de uno de los reactores, esto provocó fugas radioactivas descontroladas, que pueden causar daños en la salud a largo plazo. Las autoridades comenzaron a distribuir yodo en una radio de 30 kilometros de la central, se trata de un producto químico eficaz en contra el cáncer de tiroides derivado de la peligrosa radiación.