Eigg, una isla autosostenible energéticamente
La isla de Eigg se encuentra en Escocia, al sur de la isla de Skye y al norte de la península de Ardnamurchan, y pertenece al archipiélago de las Hébridas. Es una pequeña isla (de 9 kilómetros de largo, de norte a sur, y 5 kilómetros en transversal, que hacen un total de unos 20 kilómetros cuadrados) donde sus habitantes generan toda la energía que consumen a través de un sistema que combina energía solar, energía eólica y energía hidroeléctrica. Es, por tanto, totalmente autosuficiente en sus necesidades energéticas. La inversión para llegar a este estado de autosuficiencia energética fue de 3 millones de dólares (algo más de 2,3 millones de euros).

El sistema energético autosuficiente produce el 95% de la energía que los habitantes de la isla necesitan. Cuenta con sistemas de baterías de almacenamiento y dos generadores diésel para casos de emergencia. Se tardó diez años en terminar el proyecto, acabado en febrero de 2008. Este plan fue posible porque sus habitantes compraron la isla al Gobierno británico y pudieron tener una autonomía plena respecto a su gestión. Existen cuarenta y cinco hogares, seis edificios y veinte comercios que se conectan al sistema eléctrico que distribuye energía limpia y procedente de renovables, a lo largo de un total de diez kilómetros de red.

Las casas pueden obtener 5 kilovatios de bajada, mientras que los comercios pueden tener 10 kilovatios, lo que no es mucho y, por tanto, tienen que aprovechar la luz todo lo que puedan. Para hacernos una idea, 5 kilovatios es menos de la mitad de energía que gasta (¿malgasta?) una casa en Estados Unidos.

Los habitantes de la isla de Eigg viven principalmente de la naturaleza, de la pesca y de la ganadería, pero también del turismo. Ofrecen, por ejemplo, cursos de inglés en verano en los que, de paso, se aprenderá también a adaptarse a vivir usando menos energía.

Además, la música es muy importante para los habitantes de la isla y organizan festivales de música tradicional celta y talleres de canto. Se puede llegar a la isla de Eigg en transbordador desde otras de las islas de las Hébridas.