El 97% de las aguas subterráneas de China están contaminadas
En China, hay una contaminación que se ve, en su atmósfera, y otra que no se ve, en sus aguas subterráneas. Y quizá ésta sea aún más peligrosa. Según un estudio del Ministerio de Recursos Hidráulicos de China, el 97% de las aguas subterráneas de las zonas urbanas del país asiático están contaminadas.

El informe ha analizado la calidad del agua de más de un centenar de ciudades del país y concluye que un 64% tiene aguas subterráneas muy contaminadas, mientras que un 33% las tiene levemente contaminadas. Por tanto, la conclusión es clara: sólo un 3% de las aguas subterráneas de las ciudades chinas tienen agua limpia.

Dichos datos han sido confirmados por un alto oficial del Servicio de Geología de China, que ha asegurado que alrededor del 90% del agua del país está contaminada en mayor o menor grado.

Hay que señalar que un tercio de los recursos hidráulicos del país proceden del subsuelo. Pero allí llegan los continuos vertidos de metales pesados, componentes difíciles de procesar con métodos de gestión y tratamiento de agua. Las depuradoras no sirven par este tipo de metales, que pueden llegar a los animales y, también, a la población.

El 97% de las aguas subterráneas de China están contaminadas
Algunos activistas medioambientales del país han comenzado a protestar. Acusan a los gobiernos locales de proteger a las empresas que más contaminan. Algunas poblaciones sufren mayores tasas de enfermedades relacionadas con la contaminación.

Recompensas por denunciar la contaminación

Algunas autoridades locales han decidido tomar cartas en el asunto. Por ejemplo, en Jinan, en la provincia de Shandong, ofrecen una recompensa de 100.000 yuanes (unos 12.000 euros) a cualquier personas que facilite información sobre casos de empresas que viertan productos tóxicos a las aguas subterráneas.

Las redes sociales son el mejor método para destapar estos casos de contaminación. En especial la mayor red de microblogging de China, Weibo. Plantas químicas y fábricas de papel son acusadas por bombear agua contaminada hasta a mil metros de profundidad. El Gobierno envió a más de 600 inspectores a vigilar a las 715 empresas, pero no se encontró ninguna evidencia para denunciarlas. Pero la campaña continúa y los usuarios están comenzando a publicar fotografías de ríos contaminados por todo el país.

Incluso un empresario de Hangzhou, capital de la provincia de Zhejiang, denuncia la contaminación de un río cercano y ofrece 200.000 yuanes al jefe de la oficina de protección del medio ambiente si se atrevía a nadar en dicho río durante 20 minutos. (Esto recuerda al famoso baño de Fraga después del accidente nuclear de Palomares.) El funcionario, a propósito, no se atrevió a darse el baño.