El actor Jeremy Irons pide reciclar plástico
La Comisión Europea quiere que los europeos no bajen la guardia ante el reciclaje de plástico y, para ello, cuenta con la colaboración del conocido actor británico Jeremy Irons. Se va a lanzar una consulta pública en la Unión Europea pidiendo la opinión de los ciudadanos sobre cómo mejorar el reciclaje de productos plásticos.

Pero, aparte del problema medioambiental, la Comisión quiere resaltar que el reciclaje es una oportunidad de negocio. Se puede ganar dinero con el reciclaje mientras se beneficia al medio ambiente. Pero, para ello, es necesario una reorganización del sistema y, sobre todo, voluntad, ha señalado Irons.

El actor ha producido un documental titulado Trashed para concienciar de la necesidad de reciclar y no generar basura. Jeremy Irons, en la presentación de la campaña y el documental, se ha mostrado especialmente crítico con el excesivo uso de las bolsas de plástico de usar y tirar, un símbolo del desperdicio, según sus propias palabras.

Irlanda ha introducido un impuesto de 15 céntimos por cada bolsa de plástico. La recaudación, que ha sido de 12 millones de euros el pasado año, se ha destinado a reciclaje. Además, el uso de las bolsas de plástico se ha reducido en el país en un 92%.

Irons también ha criticado el modelo de consumismo en Occidente, que no ha funcionado. Se desperdician recursos. Las políticas adecuadas para cambiar el paradigma son necesarias, pero, sin el compromiso de los ciudadanos, no se podrá lograr el cambio.

El grave problema del plástico en los océanos

El actor Jeremy Irons pide reciclar plástico
La producción de plásticos en todo el mundo ha crecido de 1,5 millones de toneladas al año en 1950 hasta 245 millones en 2008. La gestión de estos residuos plásticos es un enorme problema ambiental y económico. El plástico tiene terribles efectos en el océano, en la tierra y en los organismos vivos, incluyendo al ser humano.

El caso de los océanos es especialmente grave. El 80% de la basura en los océanos es plástico y alrededor de 10 millones de toneladas anuales acaban en los mares cada año. Es el gran vertedero de plástico negro del mundo, capaz de matar a grandes animales como los cachalotes.

En este mismo sentido, la organización Think Beyond Plastic ha lanzado un concurso de ideas innovadoras que tengan como objetivo reducir el consumo de plástico.