El ancestro común del león moderno vivió hace 124.000 años
Aunque lo parezca, no todos los leones son iguales. En su historia reciente, estos majestuosos felinos evolucionaron en dos grupos distribuidos entre India y el continente africano y, según confirma un nuevo estudio, tuvieron un ancestro común que data de hace unos 124.000 años.

El hallazgo es importante porque la reconstrucción de su pasado es un difícil puzzle por los saltos en los registros fósiles y la distribución de estos felinos, además de ayudar a su conservación. Ahora, gracias a un análisis genético de leones vivos y de otros conservados en museos, este equipo internacional de científicos ha revelado que la única especie de león que existe actualmente, Panthera leo, apareció por primera vez en sudeste de África.

Recurrir a estudios de ADN ha sido mano de santo para revelar algunos de los secretos de su historia, resultando que en el Pleistoceno tardío, hace unos 124.000 años, diferentes subespecies de león comenzaron a evolucionar cuando las selvas tropicales a través del África ecuatorial y de la región del Sahara se convirtió en sabana. Fue hace unos 51.000 años, a raíz de una gran sequía africana, cuando empezaron a dispersarse, llegando a la India hace unos 21.000 años.

Ayudar a su conservación

Actualmente, se mantienen las diferencias genéticas entre estos dos grupos, distribuidos hoy uno en el este y el sur de África, mientras el otro se ubicó en India y el centro y oeste del continente africano.

El ancestro común del león moderno vivió hace 124.000 años
Publicado en la revista especializada BMC Evolutionary Biology, este estudio de la Universidad inglesa de Durham ha sorprendido al descubrir que los leones tienen más en común de lo que se pensaba. Ross Barnett, líder de la investigación, quedó sorprendido al ver la estrecha relación que encontró, por ejemplo, entre el extinto león de Berbería con el león asiático. A su vez, se descubren nuevos matices que también los diferencia. En palabras de Barnett:

Las poblaciones de leones en África central y occidental, que han disminuido drásticamente, están más estrechamente relacionadas con el león de India que con los leones de Somalía o Botswana.

Detalles de estos descubrimientos pueden ayudar a la conservación de los leones, que se encuentran al borde de la extinción. Los científicos recuerdan que apenas quedan 400 leones asiáticos (P.leo persica), en la península india de Kathiawar, y que en los últimos 20 años desapareció hasta un tercio de los los leones africanos.