El atún rojo en peligro de extinción
El atún rojo es uno de los animales marinos con mayor peligro de extinción. Se trata de un problema denunciado por varias organizaciones ecologistas, instituciones internacionales y asociaciones de pescadores tradicionales. Sin embargo, nadie parece poner remedio al problema. Los últimos informes aseguran que la pesquería de este túnido se está reduciendo hasta su práctica desaparición en el Atlántico Oriental y en el Mediterráneo. Todo parece apuntar que el principal responsable es la pesca ilegal y la desmesurada flota europea.

Lo cierto es que cada vez más se dan capturas de atún rojo no declaradas, que se transbordan en alta mar a enormes barcos con destino a los mercados de Japón y Estados Unidos. Donde se utiliza para la preparación de especialidades culinarias como el sushi. Greenpeace, entre otras organizaciones, ha denunciado la presencia de barcos japoneses que recorren al Sur de Sicilia, cuando la pesca está prohibida.

Los datos cifran que el total de capturas se ha disminuido a 12.900 toneladas, pero no es suficiente para dar un respiro al atún rojo. Para evitar la desaparición de este pescado, se proponen las siguientes medidas:

– Desarrollar un plan sostenible de recuperación basado en una reducción de la cuota pesquera, así como la protección de las zonas de reproducción del atún rojo.

– Acordar un nuevo tamaño mínimo de captura que se ajuste a la edad de madurez de la especie, que dé tiempo a la reproducción de la especie.

– Organizar un programa de controladores en los buques atuneros y en las granjas de engorde para asegurar que no se capturan ejemplares jóvenes y que la cuota se respeta.