El cambio climático afecta al sistema de ultrasonidos de los murciélagos
Lo que no se sabe aún es si para bien o para mal. Los murciélagos son animales nocturnos. Prácticamente, están ciegos. Por ello, cuentan con un sistema de ultrasonido gracias al cual son capaces de colocar objetos y presas en el espacio. Lanzan un ultrasonido que rebota y les devuelve la información de la ubicación de lo que hay a su alrededor.

Los murciélagos acechan con este sistema de ultrasonidos a sus presas, que son, sobre todo, insectos. Además, les permite volar sin chocar con casas, árboles o postes de teléfono. Ahora se ha descubierto que el cambio climático podría alterar la capacidad de algunas especies de murciélagos para cazar de forma efectiva usando estos ultrasonidos.

Ya hay una evidencia científica que asegura que el cambio climático está cambiando la distribución geográfica de los murciélagos, así como sus ciclos de hibernación. Pero ahora se cree que, además, el cambio de temperatura de los hábitats donde viven los murciélagos podría afectar a su capacidad de localización por ultrasonidos.

La mayoría de los murciélagos emiten ondas ultrasónicas de entre 12 y 200 kilohercios (kHz). El oído humano puede oír hasta los 20 kHz. Cuando las ondas sonoras viajan a través del aire, su intensidad se va debilitando. ¿Cuánto? Depende de la humedad, de la presión, de la temperatura y de la frecuencia o el tono.

El cambio climático afecta al sistema de ultrasonidos de los murciélagos
Holger Görlitz, biólogo especializado en Ornitología del Instituto Max Planck de Alemania, y sus colegas han estudiado cómo el aumento de temperaturas va a afectar al sistema de ultrasonidos los murciélagos. Si la atenuación del rebote del sonido se altera mucho, la presa podría escapar del murciélago. Los científicos se han basado en las estimaciones que predicen que las temperaturas globales aumentarán entre 2 y 4 ºC. Después, compararon cambios potenciales desde países como Alemania, de clima templado, hasta la tropical Malasia.

Los murciélagos del trópico, beneficiados

Según el modelo creado por los investigadores, los murciélagos que viven en zonas templadas perderán capacidad de detección de presas, mientras que, en las zonas tropicales, muchas especies de murciélagos serán capaces de detectar más presas. Es decir, que algunos murciélagos se beneficiarán del calentamiento global y otros no.

En todo caso, hay más factores. Por ejemplo, si los murciélagos viven en espacios abiertos, con menos obstáculos, confían más en el sistema de ultrasonidos para “ver” a larga distancia. Por otra parte, los murciélagos pueden cambiar la intensidad o frecuencia de sus ultrasonidos. La cuestión es, por tanto, si serán capaces de adaptarse suficientemente rápido al cambio climático.