El cambio climático amenaza a las ballenas
El cambio climático está claro que nos afecta a todos. Pero hoy queremos hablar de las ballenas, los animales más grandes del mundo que tampoco se van a librar de sus efectos. Según un estudio elaborado por científicos, un aumento de la temperatura media global de tan solo 2°C con respecto a los niveles preindustriales producirá una reducción de la banquisa en el Océano Austral. Esta reducción podría situarse entre el 10 y el 15% en incluso en algunas zonas podría llegar a superar el 30%.

Esto es fatal para las ballenas porque éstas se alimentan de krill. El krill, externamente muy parecido a los camarones, depende del hielo marino para sobrevivir. Si este se reduciera, los recursos para alimentar a las ballenas escasearían. Las especies más perjudicadas serían la ballena azul (el animal más grande del mundo) y la ballena jorobada (tan castigada últimamente por las cacerías).

El cambio climático amenaza a las ballenas
Según Susan Lieberman, directora del Programa Internacional de Especies de WWF/Adena, se avecinan tiempos muy difíciles para las ballenas:

Las ballenas antárticas, como los rorcuales aliblancos, sufrirán cambios dramáticos en su hábitat en un breve período de tiempo.