El cambio climático amenaza los humedales
Celebramos el Día Mundial de los Humedales advirtiendo que el cambio climático es la principal amenaza para los humedales, por lo que resulta necesario adoptar medidas de mitigación y adaptación al calentamiento global. En los últimos tiempos, los humedales españoles han sufrido una rápida regresión, lo que ha causado que desaparecieran más del 60% de los humedales debido principalmente a su desecación con fines agrarios, desarrollos urbanísticos, construcción de infraestructuras para el transporte, excesivas extracciones de agua, sedimentación y contaminación. Todas estas causas de desaparición de humedales siguen presentes en la actualidad, e incluso están aumentando.

El cambio climático terminara por hacer desaparecer algo tan valioso para nuestra naturaleza como los humedales, debido a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de origen humano, el clima se está convirtiendo en uno de los principales responsables de la desaparición de humedales, al tratarse de ecosistemas especialmente restringidos geográficamente.

Los efectos combinados del cambio climático como en temperatura y precipitaciones, los cambios en las cuencas hidrológicas y en las costas ribereñas debido a actividades humanas ya están afectando a gran parte de los humedales. Además, estos problemas provocan que los recursos hídricos disponibles sean insuficientes para satisfacer las actuales demandas de agua en la mayor parte de las cuencas, que junto a una preocupante reducción de caudal en ríos y otros humedales, puede llegar a provocar que se sequen los cauces de las corrientes durante largos periodos de tiempo, lo que reduce la productividad de los ecosistemas ya que se restringe el hábitat acuático, empeora la calidad del agua (aumenta la falta de oxígeno), y la depredación reduce la biomasa total.

Por otro lado, los humedales más costeros, en los que se incluyen los marismas, resultan negativamente afectados por la elevación del nivel del mar, especialmente en los casos en que existen barreras físicas por el lado terrestre, por ejemplo diques ya que aumentarán los daños provocados por inundaciones costeras debido a tormentas y fuertes mareas en muchas zonas.