El cambio climático potencia el crecimiento de los árboles
Los árboles no suelen crecer a mucha velocidad, ya que pueden tardar siglos en desarrollarse. Sin embargo, un reciente estudio ha demostrado que los bosques en el este de Estados Unidos están creciendo más rápido de lo normal. Eso ofrece un visión poco común a la forma en que un ecosistema da respuesta al cambio climático. Los censos de árboles han revelado que el bosque crece en dimensión a un ritmo mucho más rápido de lo esperado. En concreto, el bosque aumenta dos toneladas más por hectárea cada año.

El principal responsable parece ser el cambio climático, especialmente los crecientes niveles de CO2 en la atmósfera, las temperaturas más altas y las estaciones de crecimiento más largas. Los suelos de los bosques almacenan la mayoría de las reservas de carbono terrestre de la Tierra. Pequeños cambios en su tasa de crecimiento pueden tener ramificaciones significativas en los patrones climáticos, ciclos de nutrientes, el cambio climático y la biodiversidad.

La razón principal de este curioso fenómeno es que la temperatura media ha aumentado en casi tres décimas de grado y la estación de crecimiento se ha prolongado unos siete días. Los árboles tienen ahora más de CO2 y una semana más para aumentar de tamaño. Esta combinación ambiental ha acelerado el aumento de la biomasa forestal.

Las respuestas de los ecosistemas son una de las grandes incertidumbres en la predicción de los efectos del cambio climático.