El fracking contamina el agua de una localidad de Wyoming
Análisis de agua en Pavillion, una localidad del estado de Wyoming, en Estados Unidos, demuestran que muchos de los gases y compuestos que contaminan el agua provienen de la fractura hidráulica o fracking. El informe ha sido elaborado por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Algunos ciudadanos han protestado por la perforación de gas y el fracking. Se han encontrado compuestos como metano, etano, compuestos de diésel y fenol.

El USGS no interpreta los resultados: los entrega al Gobierno para que éste actúe en consecuencia, si procede. La empresa que realiza las perforaciones, por su parte,, Encana Corp., ha dicho que no es responsable de los contaminantes en el agua.

En principio, los resultados de este estudio confirman otro que realizó la EPA anteriormente, ha señalado Rob Jackson, científico ambiental en la Universidad de Duke. Las concentraciones de gases son muy altas, no sólo por el metano, sino, especialmente, por el etano y el propano. Tal combinación de gases sugiere que provienen de una fuente de combustibles fósiles. Se recomienda no cocinar ni beber el agua de la localidad.

La empresa Encana, con sede en Calgary, posee 140 pozos de gas natural en una región donde también hay ganado y granjas, al noreste de Salt Lake City. La empresa alegó que los contaminantes que se encuentran en los pozos de agua son de origen natural.

La USGS analizó el agua de uno de los dos pozos que ya había analizado la EPA. Si se comprueba la validez de los datos en el informe final, Encana tendrá que atender las quejas de los ciudadanos, agricultores y ganaderos de la zona.

Algunos funcionarios del estado de Wyoming, han criticado los estudios, así como el proceso de preparación del informe. La EPA repetirá los análisis en otros pozos. Si se confirma el origen de la contaminación, el fracking podría tener sus días contados en el Estado.